BIOMASA. Estufas de Pellets

El término biomasa es un concepto muy genérico que engloba la utilización de cualquier material de origen animal o vegetal con la finalidad de generar energía, normalmente mediante combustión.

El uso apropiado de la biomasa proporciona una alternativa para reducir el costo de consumos energéticos, además de ser una solución para los problemas ambientales, que en muchos casos presentan los desechos orgánicos

Biomasa Tipos de Combustibles
Biomasa Tipos de Combustibles

En este sitio nos limitaremos a las calderas y estufas a base de pellets, que son el tipo de biomasa que más se está utilizando ahora mismo en las viviendas. Existen también calderas que utilizan otro tipo de combustible proveniente de desechos, pero raramente son solicitadas porque es necesario disponer en gran cantidad del material. Hablamos por ejemplo, de las cáscaras de almendras o los huesos de aceituna.
Los pellets son pequeñas capsulas fabricadas a partir de un material prensado parecido al serrín, que tiene su origen en desechos forestales y de la industria de la madera. Están deshumidificados y prensados con el objetivo de optimizar su volumen para un transporte y almacenamiento más sencillo.

Ventajas de la biomasa:

  • Produce menos emisiones de CO2 a la atmosfera que la cantidad que fue captada por la vegetación durante su crecimiento, es un ciclo continuo que no incrementa el nivel de CO2 en la atmosfera.
  • El uso de los residuos agrícolas y de la basura sólida forestal para la producción de combustible, optimiza los recursos naturales, además ofrece nuevas oportunidades al sector agrícola.
  • Disminuye la dependencia externa al abastecimiento de combustibles fósiles, lo cual evita fructuaciones en el precio del producto.
  • Tiene 3 veces más poder calorífico que las calderas convencionales de leña.
Estufa  Biomasa funcionamiento
Estufa Biomasa funcionamiento


 El combustible (pellet) se recoge del depósito (A) y, a través de un tornillo sinfin (B) activado por un motor (C), se transporta para su combustión (D). El encendido del pellet se lleva a cabo a través de aire caliente producido por una resistencia eléctrica (E) y aspirado en el pebetero a través de un ventilador (G). Esta resistencia eléctrica se apaga en el momento en el que la temperatura de la estufa alcance 10º más que la temperatura ambiente de la habitación. Este proceso dura aproximadamente entre 5 y 10 minutos, momento en el que el pellet comienza a arder. A partir de este momento, la estufa de pellets dispone de varios niveles de potencia que el usuario marcará según su sensación de confort.

Existen dos clases de estufas de biomasa o pellets:

  1. De aire: Calientan el ambiente mediante un movimiento convectivo del aire, impulsados por un pequeño ventilador que hace circular el calor por el hogar.
  2. De agua: Calientan agua, cuyo destino es el circuito de radiadores que exista para la calefacción o pueden servir como apoyo a un equipo de energía solar térmica. Su alimentación también es por pellets.