AEROTERMIA. Bomba de Calor para ACS

La nueva energía renovable, de bajo coste.

Bomba de Calor para ACS

La aerotermia es un tipo de energía renovable, que consiste en la transformación de la energía contenida en el aire que nos rodea, con la finalidad de obtener agua caliente sanitaria, lo cual la convierte en una energía inagotable. Esta transformación se realiza mediante bombas de calor aerotérmicas.

Ejemplo de Instalación
Ejemplo de Instalación

CICLO TERMODINÁMICO
A - B El aire exterior es aspirado hacia el interior de la bomba de calor por
un ventilador; al pasar por la batería aleteada del evaporador, el aire cede su
calor, pierde alrededor de 10ºC y es expulsado.
1 - 2 El fluido refrigerante pasa por el evaporador y absorbe el calor
cedido por el aire. Este proceso hace que el refrigerante cambie de estado
evaporizando a presión y temperatura estables (0ºC; 5 bar).
2 - 3 El gas refrigerante pasa por el compresor donde el aumento de
presión implica un aumento de temperatura, elevándose a estado de vapor
sobrecalentado (70ºC; 20 bar).
3 - 4 En el condensador el refrigerante cede su calor al agua contenida
en el acumulador. Este proceso hace que el refrigerante pase de vapor
sobrecalentado al estado líquido, condensando a presión constante pero con
una gran pérdida de temperatura (70->40ºC; 20 bar).
4 - 1 El líquido refrigerante pasa por la válvula de expansión, pierde
temperatura y presión, y vuelve a las condiciones de presión y temperatura
iniciales (40ºC ->0ºC; 5bar). El ciclo termodinámico puede volver a empezar.

Estas bombas están diseñadas y construidas para obtener la máxima energía del exterior, incluso en condiciones adversas. Tanto en invierno como en verano.

Dispone de un compresor que permite alcanzar una temperatura de trabajo de hasta 62ºC, lo cual las hacen aptas para sustituir, calderas para calefacción convencionales o sistemas para producción de ACS, durante todo el año. Estos sistemas permiten recaudar, con el mismo consumo, un 70% más de energía que los sistemas convencionales.

Este proceso se consigue por medio de cambios de estado y ciclos de compresión y expansión a los que es sometido el gas refrigerante (R134a). El calor contenido en el aire a una temperatura inferior es cedido al agua acumulada, a una temperatura superior, invirtiendo así el flujo natural del calor. Este ciclo es el inverso del que se usa en una nevera. El producto sólo consume la energía necesaria para hacer funcionar el ventilador que aspira el aire y el compresor que hace circular el fluido por el circuito.

Si comparamos el coste real de un sistema de aerotermia, NUOS EVO 80 litros, con el de un termo eléctrico convencional a lo largo de una vida útil de 10 años * se demuestra el gran ahorro que representa este tipo de sistemas.

(*) Demanda energética para una familia de 4 personas durante 10 años en Valencia (2.286 kWh). Coste tarifa TUR sin discriminación horaria (0,19197€/kWh)

fuente: Ariston Nuos

Más Información.